miércoles, 16 de abril de 2008

cuento de la lechera pagina primera


Llevaba en la cabeza
una Lechera el cántaro al mercado
con aquella presteza,
aquel aire sencillo, aquel agrado,
que va diciendo a todo el que lo advierte
«¡Yo sí que estoy contenta con mi suerte!»

1 comentario:

carmen dijo...

que bonita esa zona al aire...pero yo la dejaría descalza no le pegan los zapatines modelo lucia